Inversiones extravagantes y otras formas de ganar dinero

La deuda soberana española a 10 años paga menos del 4,5%, el rendimiento de los depósitos promete en el mejor de los casos un 2,5%, los fondos monetarios ofrecen de media un 0,7% en lo que va de año… Las fórmulas clásicas de ahorro seguro –o con riesgos mínimos– no están en su mejor momento. Este es  uno de los motivos que ha impulsado el auge de nuevas formas de inversión alternativa.

Estas inversiones, eso sí, pueden considerarse muy atrevidas y conllevan peligros que deben conocerse: riesgos de liquidez por la inexistencia de un mercado estructurado y de votalidad.

Os presentamos algunas posibilidades de inversión fuera de lo tradicional

  1. Grafeno, el material del futuro

El papel de grafeno es un material que puede ser procesado, remodelado y reformado desde su estado original, el grafito. Como resultado, el material es muy flexible y ligero, pero al mismo tiempo muy resistente. Las propiedades del grafeno son ideales para utilizarlo como componente de circuitos integrados. Está dotado de alta movilidad de portadores, así como de bajo nivel de «ruido». Ello permite que se le utilice como canal en transistores de efecto campo.

Este futuro prometedor que augura al grafeno, es ya posible gracias a empresas que se dedican a la minería del grafito, a las empresas e instituciones relacionadas con la investigación en grafeno y las empresas que comercializan grafeno y productos derivados.

España es uno de los países que más investiga este material en Europa.

  1. Vino, el dinero que se bebe

Sin duda ha sido desde hace décadas un bien en el que muchos han querido invertir desde hace décadas por su revalorización a largo plazo y por su oferta relativamente limitada. Además, invertir en vino es una opción considerada por muchos simplemente por el hecho de ser tangible y consumible, ganándose así la confianza del inversor.

Además, 2012 fue el primer año en el que el consumo de vino fue mayor a la producción y esta tendencia parece continuar.

  1. Crowfunding

Una apuesta internacional que está abriéndose camino en España. Se trata de apoyar económicamente proyectos, generalmente de emprendedores, que buscan financiación para desarrollar su idea. En España, donde las pymes y los autónomos sufren la sequía de crédito, el crowfunding surge como una alternativa esperanzadora.

  1. Fondos de soja y uranio

La inversión directa en estos productos es compleja pero algunos brokeres en España permiten hacerlo.

  1. Diamantes y joyas

Los diamantes y joyas siempre han sido una inversión rentable y en la actualidad su importancia como valor refugio ha cobrado todavía más relevancia. La compra de diamantes se trata de una inversión segura a medio y largo plazo, mientras que las joyas necesitan más tiempo, pues dependen de las variaciones de los mercados de metales preciosos y requieren más espacio para evolucionar.

  1. El bitcoin o monedas virtuales

El bitcoin fue creado como una divisa electrónica concebida para ser usada solamente en Internet, sin estar sujeta a ninguna política monetaria. Sin embargo, la velocidad con que se disparó su precio, en cuatro meses, lo ha convertido en un activo de inversión.

Invertir en bitcoins es tan fácil como abrir una cartera virtual en Bitcoin-Qt o Bitcoin Wallet y comprarlos.

  1. Coches de coleccionista

Los coches clásicos, como muchos artículos vintage, aumentan su valor con el tiempo. Parece que los activos clásicos no se desprecian con el tiempo, como lo hacen los nuevos modelos de coleccionista.

coleccionista   Paula Aguado Fernández Periodista & Social Media Marketing