Y si vienen los chinos…

España necesita capital, y el gigante asiático tiene las arcas llenas. Durante el pasado mes de abril  las reservas de divisas chinas superaron los 2,6 billones de euros. Desde propiedades inmobiliarias, empresas y acciones están a precio de ganga en toda Europa, y las dificultades para financiar las adquisiciones dan gran ventaja para llevarlas a cabo  a quienes poseen el dinero en efectivo.

Por lo que ante esta situación, es el momento idóneo para que China culmine su última transformación económica, el poder internacionalizar sus empresas fortaleciendo así el mercado interno, gracias a los recursos y capacidades que posee. El pasado mes de Junio, tuvo lugar en Shangai  el Foro de Inversión España-China,  en el que entre las propuestas presentadas, el sector inmobiliario tiene mucho tirón entre la población china, ya que según afirma Lynn Ye, (socia de la consultoría West East Bridge) “Por un millón de yuanes, unos 120.000€  se puede comprar un piso en España, algo inalcanzable en China”.

Ante esta situación, España tiene un claro objetivo: “reforzar la presencia de China en nuestro país”, tal y como explica el Director General de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores, Fernando Eguidazu. Durante su viaje a Shanghái con el único objeto de presentar la economía española al país asiático, declaró que “China tiene una tasa de ahorro que duplica la media mundial y está comenzando a invertir seriamente en el mundo. Por eso, queremos demostrar que hay grandes oportunidades en España, porque la crisis ha apartado nuestras empresas y ya hemos tocado fondo”.

Es sin duda, una gran noticia ya que el poder aprovechar el buen momento que atraviesa la economía China es una oportunidad para España.