Madrid, entre las más atractivas del mundo para los inversores inmobiliarios

Madrid es la sexta ciudad del mundo más atractiva para los inversores inmobiliarios, por detrás de Londres, Tokio, San Fransciso, Signey y Nueva York, según el estudio Global Investors Intentions Survey por la consultora inmobiliaria CBRE entre 700 inversores internacionales.

Según dicho informe, Madrid ha incrementado un 90% el volumen de inversión inmobiliaria recibida en 2014 respecto al año anterior.

Parece que el optimismo ha regresado al mercado de inversión internacional fruto de las mejoras de las expectativas económicas y de la confianza, aunque no hay que olvidar la intensa competencia que hay a la hora de adquirir activos y las dudas que surgen alrededor de la debilidad de la economía.

Con todo eso, el 53% de los inversores internacionales espera incrementar su exposición al sector inmobiliario y se estima que la demanda supere la oferta.

Comprar deuda inmobiliaria es otra de las opciones más buscadas por los inversores, además de las residencias de estudiantes, los activos relacionados con el sector sanitario y las residencias de la tercera edad.

Según Patricio Palomar, director de Alternative Investments de CBRE, “España sigue la tendencia de otros mercados más maduros en Europa Occidental, en los que los sectores de salud y educación están siendo de alto interés para gestoras de fondos especializados, y vehículos cotizados en EEUU (REITs).  Prueba de ello es la adquisición de dos residencias de estudiantes en Barcelona, o los dos desarrollos anunciados en Madrid y Barcelona a través de forward funding”.

Este incremento se ha percibido sobre todo en Estados Unidos y en la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África). Por el contrario, en Asia-Pacífico parece haber un mayor interés en activos prime. En esta región, el apetito por el riesgo se muestra muy polarizado debido al elevado deseo de preservar su patrimonio en una región en la que las tasas de ahorro son elevadas junto a una mayor participación de los inversores institucionales, que tienen un menor perfil de riesgo.

¿Será verdad eso de “De Madrid al cielo”?

Madrid2